Motivos y reflexiones para apostar por el crecimiento a través de fusiones, alianzas y adquisiciones

  • Inicio
  • Noticias
  • Motivos y reflexiones para apostar por el crecimiento a través de fusiones, alianzas y adquisiciones

Motivos y reflexiones para apostar por el crecimiento a través de fusiones, alianzas y adquisiciones

Sin lugar a dudas, la globalización de la economía ha tenido una repercusión directa sobre las firmas en España, tanto por las nuevas necesidades que les plantean sus clientes, como por la entrada de firmas extranjeras, la libre circulación de profesionales o la irrupción de nuevas tecnologías.

Esto aparece reflejado en la forma de organizarse, de aliarse y de buscar colaboración.

En el nuevo escenario en el que debe moverse el profesional, con una competencia cada vez más fuerte, conviven, más o menos armónicamente, los grandes, los medianos y los pequeños despachos.

En muchos casos, la clave de la supervivencia hay que buscarla en algún tipo de alianza que ayude a compensar sus limitaciones.

Y es que realmente, la unión suele hacer la fuerza.

Las razones que llevan a crecer, aliarse o fusionarse son muy variadas.

En muchos casos, son los propios clientes los que obligan a la firma a crecer o al profesional individual a buscar algún tipo de colaboración o alianza con otros despachos o simplemente la colaboración de compañeros de otras especialidades.

Y es que, por una parte, todos sabemos que son muchos los casos en que la problemática que presenta el cliente no se ciñe a una sola rama del Derecho, y por otra, hay quien prefiere que todos sus temas se los lleve la misma firma.

A esto debemos añadir que algunos clientes están saliendo al exterior y necesitan que el despacho que les asesora tenga también una presencia física internacional.

Otra situación bastante frecuente es la del despacho pequeño, que en ningún caso puede comprometerse a ampliar su plantilla, pero cuyas necesidades varían sustancialmente de una época a otra (meses de mucho trabajo alternan con otros menos boyantes). No quieren, o no pueden, cargar con una gran infraestructura y desean reducir costes (espacio físico, infraestructura tecnológica, etc…).

Aspectos claves a tener en cuenta

Sea cual sea la fórmula escogida por el despacho, en todo caso recomendamos tomar las siguientes precauciones:

 Recabar la máxima información del posible colaborador, aliado o asociado, para valorar si sus principios, cultura corporativa y forma de trabajar se ajustan a lo esperado y a las propias necesidades.

                 Así, hay que averiguar:

Si existe una cierta compatibilidad entre sus culturas corporativas.

Su capacidad tecnológica.

Sus recursos humanos.

Posición en el mercado.

Volumen de inversión que están dispuestos a asumir.

Su complementariedad.

Las motivaciones que llevan a uno y otro despacho a aliarse.

Marcar los objetivos que se quieran alcanzar de forma muy clara.

Diseñar un plan estratégico para aplicar una vez que se haya materializado la operación.

Tener en cuenta tanto la opinión de los clientes como de los profesionales.

Formalizar por escrito el acuerdo al que se llega, tenga la naturaleza que tenga.

En él deberán quedar muy claro:

    • Las respectivas obligaciones que se asumirán.
    • El nombramiento de un mediador o coordinador que pueda hacer frente a los posibles conflictos.
    • La duración de la alianza y el plazo previsto para alcanzar los objetivos.
    • El reparto de los posibles beneficios.
    • El control y la revisión continúa de la alianza.
    • Las normas de funcionamiento básicas.

https://www.amadocorporate.com/

 

Para saber más:

https://www.amadoconsultores.com/2020/01/fusiones-adquisiciones-sector-los-despachos-profesionales-aumentando-productividad-agregada/