Los servicios de un despacho profesional

A continuación, exponemos un caso real que nos plantea nuestro cliente sobre la duda de dejar de ofrecer determinados servicios en su despacho profesional.

“Soy socio de una firma de consultoría de empresas, donde ofrecemos prácticamente todos los servicios que pueden necesitar una pyme o mediana empresa.

En concreto ofrecemos los siguientes servicios; Asesoría jurídico-económica, asesoría en RRHH, Marketing, Calidad, Organización entre otros servicios.

De todos los servicios que ofrecemos los que suponen un mayor peso en la facturación, aproximadamente el 70%, son correspondientes a los de Asesoría jurídica-económica.

Actualmente estamos intentando diseñar un plan estratégico para los próximos 3 años.

El consultor externo que nos está asesorando en el diseño del plan, nos recomienda que tendríamos que renunciar a algunos de los servicios que actualmente estamos ofreciendo.

En nuestro despacho pensamos en centrarnos solo en aquellos que realmente tenemos un gran conocimiento y experiencia, y generen un volumen de facturación-rentabilidad significativo.

Todo ello con el objetivo de alcanzar ventajas competitivas en los servicios que se consideren prioritarios.

Cuando nos reunimos los socios nos surgen dudas sobre cómo generar” ventajas competitivas” en nuestros servicios.

Nos podrían dar su opinión al respecto.”

RESPUESTA

Sin tener una visión completa de su firma, y salvo mejor opinión, nos parece coherente la recomendación de su asesor externo.

Hoy en día, con un mercado y una economía todavía en crisis, son muchos los despachos profesionales que han vuelto a sus orígenes, centrándose en servicios que son Core “Servicios prioritarios”, a efectos de minimizar riesgos y economizar recursos económicos y humanos.

Sin embargo, esta concentración en los servicios Core, se suele hacer precisamente para invertir todos los esfuerzos y recursos para conseguir ventajas competitivas en los mismos. Se intenta evitar la dispersión, lo importante es concentrarse los servicios profesionales que  seamos muy buenos o mejores.

En definitiva, buscar las ventajas competitivas, significa identificar aquellas ventajas que poseen nuestros servicios o despacho respecto a otros despachos, que le permiten destacar y tener una posición relevante en su sector.

Las ventajas competitivas pueden existir en los servicios.

Pero también en otras áreas de gestión del despacho, como pueda ser en la tecnología, en los costes, en los recursos humanos, en el marketing o incluso en la situación o ubicación del despacho.

Resaltar que el concepto de ventaja competitiva también nos puede ayudar a encontrar una idea o una oportunidad de negocio.

Decir que las mejores empresas del mundo todas sin excepción tienen muy claro cuáles son sus ventajas competitivas para focalizarse al máximo en las mismas, y para continuar manteniéndolas el mayor tiempo posible.

Algo que es muy difícil de conseguir o mantener, pues sus competidores siempre intentaran imitarlos o superarlos.

Otros artículos relacionados:

https://www.amadoconsultores.com/2019/06/por-que-las-grandes-firmas-alcanzan-cifras-de-facturacion-tan-relevantes/

 

https://www.amadocorporate.com/un-despacho-con-valores-garantia-para-invertir/